" />

Maria Teresa Ines Alaez Garcia

Maria Teresa Ines Alaez Garcia. Obra literaria.

Novedades. Novetats

Los gitanos, el oso y el perro

Publicado el 2 Ee septiembre Ee 2010 a las 22:01



Al dar la vuelta a la primera estación, accedo a un puerto de mar. Bastante bonito, por cierto, con una playa pequeña que tiene botes anclados en la arena y en las piedras, botes fabricados por carpinteros de ribera. En el puerto que está bien asfaltado y cuidado, se ven las casas, de uno o dos pisos. Parece un puerto de esos de pueblo italiano o griego de los años cincuenta o sesenta. Las fachadas están a oscuras.


Entro por una calle con una persona alta y morena. Llegamos a una casa donde hay una mujer vieja, más que anciana, con un pañuelo negro en el pelo, guedejas cayendo por su cara; el pañuelo con dibujos negros y blancos. Tiene un perro negro y un oso enorme, negro también, agresivo. Hay una niña pequeña, vestida de rosa y blanco, con unos leotardos rosa, la rebaca corta por la cintura, rosa de punto y un vestido blanco con flores rosas. Le dices a la niña que recoja sus cosas, las guarde en el bolso y que nos vamos. Ayudo a la niña. Pasamos a un solar, dentro del recinto de la casa, vallado con piedra negra y una puerta de hierro, lleno de matojos. El oso está con la mujer. Ella lo lanza y se me tira encima, rompiéndome el jersey. El perro se asusta pero el oso no. Salimos corriendo.


El interior de la casa es oscuro. Tiene una entrada con una estantería llena de libros donde la niña guarda sus cosas y al sitio donde está la mujer se entra bajando dos escalones. Hay dos sofás y una chimenea. Si se continúa en línea recta, se suben otros dos escalones y se sale a otro patio. Hay un espejo.


Al pegar la volta a la primera estació, accedisc a un port de mar. Molt bonic, per cert, amb una platja menuda que té barques ancorades en l'arena i en les pedres,barques fabricades per fusters de ribera. En el port que està bé asfaltat i curat, es veuen les cases, d'un o dos pisos. Sembla un port d'aqueixos de poble italià o grec dels anys cinquanta o seixanta. Les façanes són a fosques.

Entre per un carrer amb una persona alta i bruna. Arribem a una casa on hi ha una dona vella, més que anciana, amb un mocador negre en el pèl, amb pel caent per la seua cara; el mocador amb dibuixos negres i blancs. Té un gos negre i un ós enorme, negre també, agressiu. Hi ha una xiqueta menuda, vestida de rosa i blanc, amb uns leotards rosa, la rebaca curta per la cintura, rosa de punt i un vestit blanc amb flors roses. Li dius a la xiqueta que arreplegue les seues coses, les guarde en la bossa i que ens anem. Ajude a la xiqueta. Passem a un solar, dins del recinte de la casa, barrat amb pedra negra i una porta de ferro, ple de matojos. L'ós està amb la dona. Ella ho llança i se'm llença damunt, trencant-me el jersei. El gos s'espanta però l'ós no. Eixim corrent.

L'interior de la casa és fosc. Té una entrada amb una prestatgeria plena de llibres on la xiqueta guarda les seues coses i al lloc on està la dona s'entra baixant dos graons. Hi ha dos sofàs i una ximenera. Si es continua en línia recta, es pugen altres dos graons i s'ix a altre pati. Hi ha un espill.


Categorías: Obra en prosa, Novedades

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios